El Ingeniero Guillermo Pariani, Director de A&T, opina sobre el cultivo de maní, cómo resultó la tasa de rentabilidad en la campaña 15/16 y, qué avizora productiva y económicamente para el próximo período.

¿Cómo resultó la campaña 15/16?

Para el fondo de inversión que administra A&T fue una excelente campaña con un resultado de rentabilidad final altamente positivo, alrededor de un 38% en dólares. Ese resultado estuvo influido por una participación especial en un negocio con Golden Peanut Argentina.

El nivel productivo no fue excepcional debido a las condiciones climáticas adversas que hubo para el momento de arrancada y cosecha. Fundamentalmente, se debió al exceso de precipitaciones, días nublados y altos contenidos de humedad en suelo. Obtuvimos 3.800 kg/ha de maní seco y limpio en caja; un rinde inferior al promedio que A&T obtiene normalmente, pero muy superior al promedio de maní cosechado en esta campaña en el total del área de maní implantada. Sin embargo, dicho rendimiento acompañado por un buen promedio de precio de venta hizo que pudiéramos obtener la tasa antes mencionada.

Para la generalidad de las empresas maniseras, fue un año muy complicado a raíz del clima. El cultivo estuvo expuesto demasiado tiempo en el suelo, lo que provocó hongos internos, externos, manchado, entre otros; entonces la calidad del maní obtenido disminuyó y los rendimientos también. Aquellos que hemos podido ajustar y dimensionar correctamente la cantidad de arrancadoras y de cosechadoras en función de la superficie, pudimos cosechar más maní y de mejor calidad.

En principio, este año no habrá carry-over para la campaña siguiente; es decir que las empresas van a poder colocar todo el maní cosechado.

Proyecciones 16/17

Desde A&T creemos que hay muy buenas perspectivas para la implantación del cultivo. Si continuamos enfocando el negocio de la manera que siempre lo hicimos, los niveles de producción se pueden mantener y por ende, se pueden obtener rendimientos razonables.

La última tendencia climática es que nos enfrentamos a un año neutro y cuando esto ocurre hay zonas donde llueve y otras donde falta el agua. Con el objeto de atenuar estos posibles focos de sequía, hemos tratado de distribuir las diferentes zonas a sembrar.

Con respecto al precio de venta para el año siguiente, estimamos buenos valores; valores sostenidos que puedan favorecer un buen negocio. Y estamos pensando en rentas proyectadas de entre un 20/22% en dólares.

Quisiera hacer un párrafo especial para el valor de los arrendamientos. A nivel mercado, se arrancó con un precio de de 500/600 dólares; sin embargo por la alta demanda que ha habido, la buena perspectiva del negocio y la alta necesidad de las empresas de cumplir con la entrega a sus plantas, se han llegado a pagar cerca de 900 dólares. En nuestro caso, decidimos no convalidar algunos arrendamientos con el objeto de no poner en riesgo el valor de tasa estimado.

¿Por qué son buenas las perspectivas?

Hay varios motivos. A la fecha hay empresas que tienen vendido alrededor del 50/55 % de su producción (cosecha 16/17), no va a haber carry-over de la campaña anterior y la calidad del maní argentino siempre es buscada a nivel internacional.

Otro dato que influye es la cantidad de hectáreas sembradas anualmente. Este año, las empresas como productoras sembrarán alrededor de unas 360/370.00 has y normalmente existe un 10/15% más de hectáreas por parte de productores particulares (dentro de los cuales se encuentra A&T), lo cual hace un total de 410/420.000 has. Las plantas están en condiciones de procesar esa cantidad y de comercializarla a valores razonables.

Por otra parte, se esperaba que la cosecha de Estados Unidos fuera extraordinariamente buena; sin embargo, al momento, se trata de una cosecha normal. Con lo cual el mercado no estará “inundado” por el maní argentino ni por el norteamericano.

Independientemente de que es difícil establecer de antemano qué es lo que va a suceder con el precio del maní y poder definir un número de renta exacto, desde A&T tenemos claro que es una buena oportunidad para inversores y para obtener buenos márgenes brutos.

El promedio de renta obtenido en los últimos 5 años (18/20% en dólares), nos da la autoridad para decirlo. Debemos continuar enfocándonos en una correcta elección de los campos, de la tecnología utilizada (buena semilla, controles de maleza y enfermedades), dedicación a los cultivos y una permanente atención al momento de la arrancada y recolección de los frutos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *