A partir de agosto, A&T ofrecerá a productores, asesores y empresas un nuevo servicio llamado “Móvil Map”, que permitirá hacer más eficiente las recorridas a campo.

¿En qué consiste el nuevo servicio?

A&T proporcionará periódicamente a sus clientes imágenes satelitales geo-posicionadas de índice de verdor de los cultivos. El Índice Diferencial de Vegetación Normalizada (también conocido como NDVI por sus siglas en inglés) es un índice usado para estimar la cantidad, calidad y desarrollo de la vegetación. Por este motivo, existe una fuerte relación entre dicho índice y la productividad de los cultivos.

A través de este servicio, el cliente podrá contar con 2 imágenes actuales por mes  y/o un banco de imágenes antiguas (desde el 2005 a la fecha) geo-posicionadas y con sus correspondientes datos (índices de verdor) ya procesados por los Ingenieros de la empresa.

El cliente, por medio de su Smartphone, deberá descargar una aplicación de uso gratuito (determinada por A&T) que le posibilitará navegar dichas imágenes a través del sistema de posicionamiento del dispositivo (GPS) en el campo y en tiempo real, para dirigirse al lugar indicado, y así poder detectar problemas y actuar a tiempo.

Movil Map

En caso de contar con mapas de rendimiento, altimetría, mapas de conductividad, fotos áreas, mapas de aplicación de siembra y fertilización, etc., el equipo Técnico también podrá geo-posicionar dicha información y así proporcionarle mayores datos que contribuyan a mejorar su recorrida.

¿Qué utilidades tiene Móvil Map?

  • Monitoreo de cultivos: mediante imágenes de verdor es posible realizar una visita a campo más dirigida, para poder monitorear y evaluar zonas de atención inmediata.
  • Alquiler y compra de campos: a través de imágenes de campañas anteriores,identificar la heterogeneidad de ambientes a nivel de establecimiento o lote.
  • Ajuste en la estimación del rendimiento: identificar distintas clases de productividad dentro de un mismo lote y de esta manera, lograr una mejor interpretación de la composición del rendimiento.
  • Dimensión de siniestros: mensurar la magnitud de granizo, anegamiento, entre otros.
  • Detección de eventualidades: medir la deriva de agroquímicos, fallas de siembra, deficiencia de riego, etc.

Existen diferentes modalidades de contratación con el objeto de ajustarse a las distintas necesidades.

¿Querés conocer cuáles son? Hace clic aquí

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *