Mendoza está cerrando una campaña por demás complicada debido a la influencia climática del evento “Niño”, el cual provocó diversos disturbios sobre el sistema productivo y afectó la relación de los productores con la industria bodeguera.

Efectos meteorológicos

El primer fenómeno meteorológico al que la campaña se enfrentó fue una primavera mucho más fría de lo habitual, con una temperatura de 5 grados por debajo del promedio histórico. A raíz de la falta de temperatura, se produjeron inconvenientes en la floración y el cuaje. Por lo cual, los racimos alcanzaron menor cantidad de granos y por ende menor peso por racimo. En resumen el rendimiento a cosecha del viñedo está siendo muy por debajo de lo esperado.

“A esto se sumó el exceso de precipitaciones que se registraron durante la campaña. Las lluvias han sido un 300% superior a un año normal. Precipitaciones altas y humedades relativas altas, favorecen el desarrollo de enfermedades causadas por hongos”, comentó Christian Tsallis, Gerente de Viñedos de A&T.

  • En el mes de noviembre, un ataque de Peronóspora produjo en muchas fincas la caída total de sus hojas dejando a las plantas como si fuera otoño y algunos viñedos quedaron “fuera de juego”.
  • El Ingeniero Rodolfo Perinetti, asesor técnico vitivinícola, menciona que: “además hubo un aumento de la incidencia de la plaga Lobesia Botrana. Aparentemente, el exceso de lluvias y las bajas temperaturas registradas provocaron que la plaga se presente casi en forma permanente durante todo el ciclo del cultivo, disminuyendo la eficacia de los tratamientos. Los ataques de Lobesia favorecen el desarrollo de la podredumbre del racimo lo que determina la necesidad de anticipar la cosecha”.

Los problemas comentados han generado una disminución notable de la cantidad de uva disponible en el mercado para la presente vendimia; es por eso que muchos entienden que se puede tratar de la peor cosecha en los últimos 20 años (en volumen, no en calidad).

Tsallis explica “Aquellos viñateros que no hicieron un buen manejo fitosanitario preventivo en sus cultivos, se quedaron sin cosecha. En la zona del Este, muchos viñedos perdieron el cien por ciento de la producción o abandonaron su finca».

Anticipándose a esta situación, A&T replanteó el plan sanitario, modificó la estrategia de entrega de la uva con las bodegas y puso a todo su equipo de personal en acción para atender tan delicada situación. “Con la recorrida pudimos verificar que el estado sanitario de los cultivos y la producción esperada en los viñedos manejados por A&T es muy buena cuando se los compara con el resto de los cultivos de las propiedades vecinas”, explica el experto Rodolfo Perinetti luego de su visita a las fincas administrados por la empresa.

Relación con las bodegas

Debido a la devaluación las bodegas vuelven a sentir que pueden ser competitivas en el exterior y proyectan un incremento en sus ventas. Sin embargo, cuando van en busca de las uvas de esta vendimia, se encuentran con volúmenes de producción sensiblemente inferiores a lo normal. Esto trae aparejado significativos aumentos en el precio de la uva.

“Hay una demanda muy alta de uva principalmente por parte de las bodegas grandes, que están dispuestas a pagar lo que sea por la uva. La expectativa es que el precio sea muy superior a los precios del año pasado. Estamos hablando de incrementos interanuales mayores al cien por ciento.”, expresa el Gerente de Viñedos de A&T.

Perinetti comenta que “por suerte las bodegas más importantes se han dado cuenta de la situación y están prefiriendo sanidad a utópicas maduraciones y están recibiendo la uva en forma anticipada”. Christian Tsallis agrega que las bodegas comienzan a valorar el manejo que se hace en las fincas: “Existe un grupo de productores que las bodegas deciden cuidar; ellos los definen como productores Premium o VIP. A estos viñeteros se les pagará un plus de precio adicional”, indica Christian.

Dichosamente, A&T fue incluido dentro de esta categoría en el cien por ciento de las bodegas a las cuales les ha vendido este año.

Para tener un panorama general, se recomienda leer la siguiente nota: NOTA DE SITUACIÓN

 

 

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *