Hoy los productores agropecuarios se enfrentan a tres grandes problemáticas en términos productivos y administrativos: presencia de malezas, plagas y enfermedades resistentes a los insumos provistos por el mercado; tendencia a la disminución de los costos en detrimento del rendimiento de los cultivos; y una falta de efectividad en el análisis, planificación y control de la rentabilidad del negocio en post de abocarse a las urgencias técnicas.


Problemática: Malezas, Plagas y Enfermedades

Con la aparición de las malezas difíciles, el manejo tradicional basado en controles químicos utilizando un sólo principio activo ya no es seguro ni económicamente viable. Si el productor continúa únicamente aplicando glifosato, el costo de insumos será menor; aunque se obtendrá un menor rendimiento del cultivo y, en un futuro inmediato, conseguirá una dificultad mayor por malezas resistentes. Por el contrario, si decide aplicar una gran diversidad de productos para combatir las malezas, gastará mucho más de lo que su negocio le permite. En definitiva, se vislumbra una falta de sapiencia agronómica para manejar este inconveniente técnico.

En cuanto a plagas y enfermedades, tanto para maíz como para soja, están apareciendo nuevas e incluso aquellas que se veían más aisladamente, hoy se presentan más frecuentemente y con más virulencia. Se puede decir que en un tiempo no muy lejano, había dos enfermedades claves o más comunes que eran Roya y Tizón. Hoy hay enfermedades más extrañas y la resistencia genética ha perdido efectividad; con lo cual también hay que analizar cuánto repercute en el rendimiento.

Solución: Monitoreo Integral

En general para todos los productores, hoy es más costoso manejar malezas, plagas y enfermedades; sin embargo, cuando ese control no es ajustado, el costo puede ser mayor.

Nuestra propuesta es ajustar lo más posible el uso de agroquímicos para que no repercuta negativamente en el margen y utilizar el producto necesario, para ese tipo de maleza, en el momento oportuno. Para lo cual, el equipo de A&T Servicios:

  • Hace un control semanal de los lotes para comprender la situación a campo.
  • Frente a la realidad observada, realiza una planificación, monitorea y presenta una recomendación agronómica, más allá de qué productos aplicar.
  • Tiene un conocimiento exhaustivo de todos los productos que ofrece el mercado.
  • Está matriculado y habilitado para hacer recetas fitosanitarias según Ley Provincial 9.164.
  • Y además de pensar en mejorar los rendimientos haciendo tratamientos lo menos costosos posibles, busca productos que tengan un bajo impacto en el medio ambiente y respeten a la comunidad.

Problemática: Reducción de costos, rindes en riesgo

La otra problemática a la cual se enfrenta el productor es que ante márgenes pequeños surge la necesidad imperiosa de reducir los costos, ya sea de semilla, de agroquímicos, de fertilización, entre otros. El punto es que si uno aminora indiscriminadamente esos costos cae el rédito; por lo que esa baja deja de ser efectiva.

Solución:

Una herramienta posible para disminuir costos teniendo en cuenta la estabilidad del rendimiento es la agricultura de precisión; más que nada en las zonas que tienen campos variables.

A través del servicio de agricultura por ambientes, el productor puede atenuar los gastos en ciertos sectores de su establecimiento, sin que esta disminución en los costos signifique una pronunciada reducción en el rinde; logrando así la mejor relación costo-beneficio.

Si pensamos por ejemplo que una bolsa de semilla de maíz cuesta aproximadamente160 USD, este servicio no es costoso puesto que oscila entre 5 y 10 dólares por ha. Entonces podríamos decir que se paga obteniendo al menos un 0,5% más de rinde o con sólo lograr ahorrar un 4 o 5% de insumos; lo cual se supera ampliamente aplicando esa tecnología. Es por eso que se trata de un servicio de precios bajos pero de un alto impacto.


Problemática: Gestión Integral

Muchos productores están involucrados la mayor parte de su tiempo con temas técnicos y productivos, y descuidan el área financiera, administrativa, contable, comercial e impositiva. La coyuntura económica no permite esta omisión.

En años de buenos precios y buenas cosechas, muchos se han apoyado en sistemas diseñados por el CREA. En momentos de crisis, surgen los inconvenientes en el análisis de costos por lote o por cultivo, y en lograr determinar indicadores de rentabilidad con el objeto de analizar su negocio con mayor precisión y tomar las decisiones pertinentes. En muchos casos, sienten que trabajan a pérdida sin siquiera poder advertirlo.

Solución:

Desde el Departamento Administrativo, Contable y Financiero de A&T se realiza un servicio integral de gestión que comprende en primer lugar la planificación, posteriormente la puesta en marcha o ejecución de todo lo planificado, luego el control cruzado de toda esa información y los posibles desvíos, y por último el análisis de los resultados. Se entiende que gestionando mejor, se lograrán mejores resultados económicos.

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *