Son muchos los sectores de la economía argentina cuyos activos están devaluados por los malos resultados económicos que enfrentan actualmente. El vitivinícola es uno de ellos; sin embargo la tremenda crisis que enfrenta el sector en este momento, genera una nueva oportunidad para los inversores interesados en este negocio.

¿Cuál es la buena noticia? Reconocidos analistas del sector, como el Licenciado en Economía Javier Merino, nos informan que podría esperarse una fuerte recuperación de los números del negocio para el año 2018. Esta información fue publicada en el informe del mes de diciembre del 2014 de la División Vinos del Banco Supervielle. Ver Informe

Frente a un posible cambio en las reglas de juego de la economía argentina post elecciones del 2015 y frente a los pronósticos favorables comentados para el 2018, hay muchos inversores nacionales y extranjeros dispuestos a tomar posiciones en forma ventajosa durante el transcurso del corriente año.

 En el año 2011, una finca con viñedos para producir uvas finas ubicada en el Departamento de Luján de Cuyo o en el Valle de Uco (zonas elegidas por A&T para la administración de fincas), tenía un precio promedio de 65.000 dólares/ha. Hoy es difícil hablar de precios, pero las pocas operaciones inmobiliarias realizadas en el 2014, han sido muy por debajo de dicho precio. Las propiedades con viñedos de otros países con similares características enológicas, actualmente superan los 100.000 dólares por ha. No debemos olvidarnos que, debido al cambio climático, el agua para riego agrícola ha pasado a ser un recurso sumamente escaso. Esto limita a futuro la superficie que puede ser dedicada a cultivos bajo regadío como la vid. Por lo tanto, es de esperar que con el tiempo, las tierras con viñedos bajo riego en las zonas cordilleranas y en especial aquellas que se encuentran por encima de los 1.000 metros sobre el nivel del mar, se revaloricen proporcionalmente más que otros activos inmobiliarios rurales e incluso urbanos. Esto nos habla del potencial de crecimiento que tienen los activos vinculados con este negocio en Argentina.

Está totalmente claro que el reacomodamiento del sector vitivinícola argentino depende de medidas macroeconómicas. Las medidas micro sólo alcanzan para paliar la crisis. Sin embargo, A&T, está trabajando intensamente para ayudar a sus asesorados y administrados en acciones concretas que permitan sobrellevar lo mejor posible la difícil situación.

Para aquellos que están pensando en aprovechar la coyuntura para ingresar al negocio, es sumamente importante entender que en vitivinicultura sólo con comprar barato, no alcanza. Luego de varios años de experiencia, A&T cuenta con un equipo idóneo especializado en asesoramiento para la compra de propiedades, gestión de las mismas y luego, su administración.


 

En los links adjuntos podrán encontrar información que les permitirá entender el porqué de la crisis y cuál es la profundidad de la misma:

http://www.lanacion.com.ar/1756472-el-vino-la-crisis-obliga-a-revisar-los-numeros

http://losandes.com.ar/article/se-agrava-la-crisis-vitivinicola

http://losandes.com.ar/article/en-dos-anos-cayo-5-la-compra-de-uva-a-terceros


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *